Boletin de JHISN 20/03/2021

Queridos amigos,

Estamos contando los días que faltan para que llegue la primavera; hoy es el quinto día de huelga de hambre iniciada por inmigrantes neoyorquinos, que están pidiendo al estado de Nueva York miles de millones de dólares, para financiar a los trabajadores excluidos intencionalmente, del bono de emergencia por la pandemia y los beneficios por desempleo. También es el día 59 de una nueva administración que prometió, pero que aún no ha cumplido, una suspensión de 100 días de las deportaciones. Ya viene la primavera. Unámonos para ver que llegue también la financiación urgente para los trabajadores excluidos y esenciales. Exijamos además que una suspensión indefinida de las deportaciones, marque el comienzo de una temporada de justicia para los inmigrantes, y de cambios radicales en un sistema de inmigración estadounidense actual perjudicial y racista. 

Si ha recibido otro bono por la pandemia y tiene los recursos, por favor considere hacer una donación directa a uno de los seis (6) grupos de inmigrantes locales que son parte de nuestra campaña JHISN Emergencia Vecinal, para que ellos puedan recaudar fondos.

Puntos destacados del Boletín:

  1. Se inició una huelga de hambre para apoyar al Fondo de Trabajadores Excluidos
  2. JHISN pide una  ¡Suspensión de las Deportaciones ahora!’

1. ‘Ayuno por los Olvidados’: los huelguistas exigen ayuda económica por la pandemia en el estado de Nueva York 

“Debido a la pandemia, perdí todos mis ahorros y todos mis ingresos. Tengo ocho meses de retraso en el pago del alquiler y no puedo mantener a mi familia…. El gobierno no me pregunta por mi estado cuando quiere que pague impuestos, pero me prohíbe recibir ayuda. Los trabajadores excluidos han pasado por bastante este año. Necesitamos apoyo ahora “.  Rubiela Correa, huelguista de hambre, Jackson Heights

Los activistas están pidiendo a los funcionarios del estado de Nueva York que proporcionen miles de millones de dólares para ayudar a los trabajadores indocumentados, que no han recibido ninguna asistencia directa aunque la pandemia está entrando ya a su segundo año. Ellos están instando a los legisladores a reservar $ 3.5 mil millones de dólares en el presupuesto estatal, para los trabajadores excluidos de los bonos de ayuda del gobierno durante la pandemia. Y dicen que no comerán hasta que esto suceda.

Con una fecha límite al 1ro. de abril para terminar el presupuesto de Nueva York para el próximo año, la Asamblea del Estado está considerando asignar un poco más de $ 2 mil millones para los trabajadores excluidos. Este fondo sería el primero de su tipo en el país. Pero los trabajadores excluidos dicen que si bien es un buen comienzo, esto no será suficiente.

El 16 de marzo, los inmigrantes iniciaron su huelga de hambre en las escaleras de St. John the Divine, y en otros lugares alrededor de Manhattan y Westchester en un esfuerzo coordinado para presionar a los políticos estatales. Aproximadamente 75 personas se han inscrito para participar en el Ayuno por los Olvidados, incluidos miembros de Make the Road New York y otros grupos de derechos de los inmigrantes de la coalición #FundExcludedWorkers. El 19 de marzo, más de una docena de políticos estatales se unieron a la huelga de hambre en curso en solidaridad con ellos. Los $ 3.5 mil millones que están exigiendo servirían para distribuir dinero retroactivamente a los trabajadores que estuvieron desempleados durante el último año. Según la coalición, esta cantidad es comparable a la que han recibido otros trabajadores desempleados durante la crisis.

“Los trabajadores que han sido despedidos sin culpa alguna deben recibir el mismo apoyo que ha ayudado a mantener a flote a otros neoyorquinos, especialmente porque los mismos trabajadores excluidos pagan impuestos para hacer posible el seguro de desempleo para otros trabajadores”, expresó Bianca Guerrero. coordinadora de la coalición Fondo de Trabajadores Excluidos. La propuesta actual de los legisladores es bienvenida, dijo ella, pero no les dará a los trabajadores lo que realmente necesitan.

Los residentes más ricos de Nueva York continúan ganando miles de millones de dólares durante esta crisis, señaló Guerrero, y el estado debería cobrarles más impuestos para recaudar los ingresos necesarios para aquellos que han sido devastados económicamente durante la pandemia. Una encuesta realizada por Make the Road en agosto del año pasado encontró que el 98% de los trabajadores indocumentados desempleados no habían recibido ninguna ayuda del gobierno federal ni estatal. La coalición del Fondo de Trabajadores Excluidos estima que 500.000 trabajadores indocumentados no han recibido los bonos de ayuda. Hace una semana, los principales sindicatos y organizaciones laborales declararon su apoyo al aumento de impuestos a los ultrarricos de Nueva York.

Esta no es la primera vez que los trabajadores excluidos están en huelga: el verano pasado, los activistas de inmigración en Madison Square Park ayunaron durante 24 horas para dar visibilidad a la falta de asistencia para los trabajadores excluidos. En el otoño, formaron un simulacro de fila de pan fuera de la oficina del gobernador Andrew Cuomo. Y en diciembre, los activistas extendieron una banderola de tres cuadras de largo en Central Park para llamar la atención sobre la brecha de desigualdad económica agravada por la pandemia, aquí los residentes más ricos del estado continúan aumentando su riqueza en decenas de miles de millones de dólares mientras los más pobres continúan endeudándose. 

 “Esto no es un juego”, dijo Ana Ramírez, en huelga de hambre y miembro de New York Communities for Change (Comunidades de Nueva York para el Cambio). “Nuestras vidas y las vidas de nuestras familias están en riesgo. Estamos aquí por dos días, por tres días, por 10 días, por 100 días, hasta que seamos escuchados y tratados con dignidad “.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Ofrézcase como voluntario para apoyar a los huelguistas de hambre de Nueva York. Si es artista, educador, bailarín, escritor, músico o tiene otras habilidades, ¡lo necesitan! Vea y llene el formulario de voluntarios de la huelga.  
  • Si puede, haga una donación al Fondo de apoyo a la huelga de hambre para cubrir los gastos de comida para los familiares de los huelguistas y para proporcionarles PPE y materiales para dormir a los huelguistas en donde se encuentren. 
  • Siga a la coalición Fund Excluded Workers y Make the Road New York en las redes sociales para mantenerse al día sobre el progreso de la huelga de hambre.
  • Agregue su nombre a la petición al gobernador Cuomo para establecer un fondo de ayuda de $ 3.5 mil millones para los trabajadores excluidos.

2. ¡Moratoria o Suspensión de Deportaciones ahora!

“Todas las deportaciones y detenciones de inmigrantes deben detenerse mientras se elimina y se reinventa el sistema de inmigración actual”. —Folleto de JHISN

Los primeros días de la administración Biden demuestran que la demanda de larga data de una moratoria total de las detenciones y deportaciones de inmigrantes es más urgente que nunca. Desde las elecciones en Noviembre pasado, las fuerzas antiinmigrantes de derecha se han movilizado para detener los esfuerzos de reforma de la nueva administración. De otro lado, los principales demócratas muestran signos de volver a adoptar un enfoque sin principios del “buen inmigrante contra el mal inmigrante” en la nueva legislación de inmigración. Sin una fuerte corriente de apoyo a una verdadera moratoria, millones de inmigrantes indocumentados seguirán siendo amenazados de arresto y expulsión. Por ello, JHISN se une al llamado para !Suspender las Deportaciones ahora!

Biden comenzó su mandato anunciando con orgullo una “pausa” limitada de 100 días en muchas de las deportaciones y detenciones. Pero en cuestión de días, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, lo demandó para detener su nueva política. El fiscal tuvo éxito y obtuvo una orden de restricción temporal contra la moratoria por un juez designado por Trump. Esta orden judicial temporal se ha convertido ahora en una orden indefinida.

También ICE ha desafiado abiertamente las políticas de cumplimiento y las prioridades que Biden anunció y, de hecho, han acelerado las deportaciones. Por ejemplo, en un acto de abuso infantil racista, los agentes deportaron a 22 niños haitianos, incluido un bebé, el 8 de febrero. Esto es exactamente el tipo de injusticia que Biden se había comprometido a detener. El 18 de febrero, ICE emitió un memorando en el que afirmaba que sus agentes tienen amplios poderes de ejecución; de hecho, ICE detiene la moratoria de Biden y socava las disposiciones de su propuesta de Ley de Ciudadanía.

Los medios de comunicación están actualmente llenos de historias que ponen en duda la capacidad de la nueva administración para llevar a cabo una reforma migratoria decisiva. Biden ahora dice que es “flexible” sobre qué tipo de legislación se debe implementar; sus funcionarios nos instan a tener “paciencia“.

Los obstáculos a los que se enfrenta la nueva administración son ciertamente abrumadores: el Proyecto de Seguimiento de Inmigración ha encontrado más de 1,000 políticas de inmigración patrocinadas por Trump que ahora están integradas en regulaciones y órdenes ejecutivas. En la frontera sur, un gran número de migrantes que esperan ser considerados por la nueva administración plantean desafíos logísticos y políticos para Biden. “Hasta el miércoles, según los informes, más de 3.700 niños estaban detenidos en instalaciones de detención temporal de Aduanas y Protección Fronteriza … durante más tiempo del permitido legalmente, un récord” (N. Narea, Vox, 15/03/21)

Mientras tanto, en un retroceso desalentador del amplio proyecto de ley de inmigración de Biden, Vox informa que algunos demócratas de la Cámara de Representantes están recurriendo a una “reforma migratoria fraccionada”. Los proyectos de ley que han presentado “abordan de manera restringida a las poblaciones de inmigrantes percibidos con simpatía por algunos miembros de ambos partidos”. La aprobación de estos proyectos de ley, está muy lejos de estar asegurada, pero ciertamente ayudaría a muchos trabajadores agrícolas, a los miembros de TPS (Estado Temporal Protegido) y a los Dreamers (Soñadores). Pero dejaría a los otros millones de inmigrantes bajo la amenaza continua de detención y deportación mientras continúa reforzando el discurso dañino y perjudicial de inmigrantes “dignos” versus “indignos”.

Respondiendo al momento actual, los inmigrantes están haciendo oír su propia voz:

El Movimiento Cosecha, un movimiento nacional que lucha por los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos, ha presentado al presidente Biden y a los demócratas un plazo para tomar medidas para proteger a la comunidad indocumentada. El grupo ha prometido con movilizarse hacia el DC el 1 de mayo si Biden no brinda protección permanente a los 11 millones de trabajadores y familias indocumentados que viven en EEUU. –WGVU, 11/03/21

El 14 de marzo, Cosecha patrocinó una manifestación frente a la casa del líder demócrata Chuck Schumer en Park Slope, en protesta por sus “promesas vacías”. Más tarde, proyectaron mensajes en el arco de triunfo de Grand Army Plaza, entre ellos uno que decía “Schumer: Haz Tu Trabajo”. 

Los grupos defensores de los derechos de los inmigrantes, incluidos DRUM, Chhaya, Make the Road y New York Immigration Coalition, han estado pidiendo una moratoria completa de las deportaciones y detenciones durante años. JHISN también ha hecho de esta una demanda central. En nuestra nueva hoja informativa de moratoria hacemos un llamado a deshacer y rediseñar el actual sistema de inmigración; y reemplazarlo por un sistema basado en los derechos humanos, el derecho internacional y la despenalización de la migración. 

Reconocemos que la transición a un sistema justo será difícil y complicado. Requerirá, entre otras cosas, remover por completo a los nacionalistas blancos dentro del DHS. Pero solo se podrá hacer, si Biden y los demócratas demuestran sinceridad en cuanto a otorgar la ciudadanía a los 11 millones de inmigrantes indocumentados. Sin embargo, aunque el proceso de cambio y reestructuración será largo, no hay excusa para continuar la criminalización, detención y deportación de más miembros de nuestra familia, nuestros amigos y compañeros de trabajo y de nuestros vecinos. 

Una moratoria simbólica o temporal no es suficiente. Junto con otras organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes, exigimos una moratoria completa sobre las deportaciones y detenciones de inmigrantes hasta que exista un sistema basado en los derechos humanos para todos los inmigrantes.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Únase a la campaña para liberar a Karim Golding de la detención de ICE.
  • Haga Circular y publique la nueva Hoja Informativa de ¡Suspender las Deportaciones ahora! en inglés y español.

En solidaridad y cuidado colectivo,

Jackson Heights Immigrant Solidarity Network (JHISN)

Siga a @JHSolidarity en Facebook y Twitter y comparta este boletín con amigos, familiares, vecinos, redes y colegas para que puedan suscribirse y recibir noticias de JHISN. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.