Boletin de JHISN 20/2/2021

Queridos amigos,

La nieve ha caído sobre Jackson Heights y el resto de la nación. JHISN espera que usted y sus seres queridos estén bien. Es el mes de la Historia de las personas de raza Negra y The Immigration Coalition ha compartido 7 hechos que nos recuerdan la historia de los inmigrantes negros en relación con las políticas nacionales que injustamente los difaman y encarcelan. El boletín de esta semana ofrece dos historias sobre la política de encarcelamiento y desencarcelamiento de los inmigrantes en Estados Unidos. Primero, sobre la derogación de un estatuto penal del estado de Nueva York que beneficia a los inmigrantes transgénero de Jackson Heights. En segundo lugar, continuamos nuestro debate para demoler la poderosa creencia de que existen los inmigrantes “buenos” y “malos”, ya que la nueva administración demócrata debe enfrentar su propia historia de criminalización de la migración.

Apectos destacados del Boletín:

  1. Grupos de inmigración celebran la derogación de la prohibición de “Caminando siendo Trans”
  2. Rechazar la narrativa del inmigrante “bueno” frente al inmigrante “malo”
  1. La derogación de “Caminando siendo Trans” marca un punto de inflexión para los inmigrantes trans de Nueva York

Los defensores de la lucha contra el racismo, LGBTQ y los derechos de los inmigrantes obtuvieron una victoria largamente esperada a principios de este mes cuando el gobernador Andrew Cuomo firmó una ley que levanta una regulación de décadas que era una amenaza para muchos de los residentes negros y latinos del estado. Las principales quejas planteadas se centraban en la forma en que la policía la había utilizado para atacar a los residentes transgénero de Nueva York, incluso aquí en Queens.

Los defensores dicen que su derogación es especialmente importante para las personas trans de color y los inmigrantes. Crea también un momento propicio al generar un impulso para más cambios, entre ellas la despenalización del trabajo sexual.

La nueva ley deroga un estatuto aprobado en 1976 que se conoció como la “Prohibición de caminar siendo una persona trans”. Que permitió a la policía detener a las personas simplemente por merodear en las calles; aparentemente para detener la prostitución. Pero los críticos dijeron que esta ley “notoriamente vaga”, permitía a la policía arrestar sin pruebas a cualquier persona, por supuestamente estar involucrada en el trabajo sexual.

En una demanda colectiva de derechos civiles del 2016 en la que se argumentó que la ley era inconstitucional, la Sociedad de Ayuda Legal escribió que “una mujer puede ser arrestada, y detenida injustamente simplemente porque un official de policia discrepa con su apariencia o vestimenta”.

“Este estatuto ha sido utilizado a discreción por las fuerzas del orden público para discriminar, acosar y criminalizar a las mujeres de color, particularmente a las mujeres trans de color, no solo creando una via hacia el encarcelamiento injusto, sino creando obstáculos y barreras de inmigración cuando estas personas van en búsqueda de empleo y vivienda”, Dice una carta al gobernador del 1 de febrero de Make the Road New York, firmada por más de 150 organizaciones, incluido JHISN.

La carta es parte de la campaña más amplia de Make the Road para asegurar la dignidad y seguridad de las latinas trans: “Nuestros profundos lazos en la comunidad trans-latina de Queens, y con la gran comunidad de organizaciones de inmigrantes, nos permite abordar los desafíos únicos y multifacéticos que enfrentan los inmigrantes, las personas indocumentadas y las Latinas trans “.

Aparte de los impactos psicológicos y físicos de la detención, el arresto deja a muchas inmigrantes trans en una posición potencialmente peligrosa. Un arresto por cargos relacionados con el trabajo sexual podría conducir a la deportación según la ley de inmigración de EEUU. Muchos inmigrantes trans son solicitantes de asilo que enfrentan una persecución peligrosa en sus países de origen. Tener los registros de arrestos sellados, como lo ordena la nueva ley, podría prevenir la deportación y reabrir la oportunidad de asilo.

Pero algunos defensores dicen que la derogación es solo un paso necesario para desestigmatizar a las personas trans y a las que no se alinean con algun género. Para muchos defensores el próximo gran obstáculo es la despenalización del trabajo sexual. Los partidarios de la despenalización, como Make the Road New York, dicen que ésto permitiría condiciones laborales más seguras para todas las trabajadoras sexuales, incluidas muchas de las personas que fueron arrestadas bajo la ley recientemente derogada.

Un proyecto de ley presentado en la legislatura de Nueva York en 2019 con el apoyo de la Coalición de Inmigración de Nueva York y Make the Road New York permitiría a los adultos que consientan intercambiar sexo y patrocinar a las trabajadoras sexuales. También tiene como objetivo combatir la trata, la violación, el asalto, la agresión y el acoso sexual. Otro proyecto de ley en competencia, elaborado por la senadora Liz Kreuger y los New Yorkers for the Equality Model, también despenalizaría a las personas que realizan trabajo sexual. Pero, por el contrario, consideraría ilegal la compra de sexo, el tráfico sexual y la posesión de burdeles. También aumentaría el acceso a los servicios sociales para las trabajadoras sexuales.

El debate sobre cómo despenalizar, y cómo aumentar la seguridad de las trabajadoras sexuales no es nuevo.   Pero la despenalización está ganando impulso ahora, con un mayor enfoque de justicia antiracial y los derechos de los inmigrantes, particularmente para las personas LGBTQ. La derogación del estatuto Caminando siendoTrans agrega aún más combustible al movimiento LGBTQ.

“Se siente verdaderamente poderoso, saber que la defensa de una comunidad tan privada de derechos como la comunidad trans pudo liderar este cambio revolucionario en el estado de Nueva York”, dijo a NPR Cecilia Gentili, fundadora de Transgender Equity Consulting. Es “muy refrescante para la comunidad trans y la comunidad inmigrante, especialmente las personas trans negras y morenas … y saber que ellas podrán caminar por las calles sin tener ese nerviosismo de ser detenidas y registradas por la policía”.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Lea y comparta la carta original al gobernador Cuomo de Make the Road New York instando a la derogación de la prohibición de Walking While Trans. Luego lea las diferentes opinions sobre el impulso a la despenalización del trabajo sexual.
  • Apoyar la plataforma de Make the Road que promueve la justicia para la comunidad TGNCIQ (transgénero, género no conforme, intersexual y queer) y el empoderamiento de los miembros de la comunidad TGNCIQ.
  • Escuche el lanzamiento de la temporada 9 del Immigrantly Podcast episodio 108. La Entrevista con los editores de la reciente publicación Queer and Trans Migrations: dinámicas de ilegalización, detención y deportación”.
  • Mire el video de Queens Public Television sobre Lorena Borjas la activista transgénero indocumentada Latina de Jackson Heights que murió el año pasado.
  1. Cuestionando la política que divide a los inmigrantes en “buenos” y “malos”.

Imagínese esta escena: se le pide a una beneficiaria de DACA de 23 años que acepte un sistema de inmigración que finalmente le otorgaría la residencia en los EEUU. … mientras que ese mismo Sistema le traería la deportación a su madre, una inmigrante indocumentada que ha vivido y trabajado en la ciudad de Nueva York durante 20 años, y a su hermano menor con antecedentes penales por un delito leve debido al uso de drogas. Multiplique esa escena en millones de familias inmigrantes en los Estados Unidos, y comenzará a tener una idea del poder brutal detrás del discurso de los inmigrantes “buenos” versus inmigrantes “malos”.

Este discurso está siendo cuestionada directamente a medida que los grupos defensores de los derechos de los inmigrantes en todo el país construyen sus planes y sueños colectivos para una nueva legislación de inmigración despues de Trump. Los activistas están pidiendo un nuevo sistema de inmigración que pueda abordar con dignidad y justicia, la necesidad de una via hacia la ciudadanía para 11 millones de residentes indocumentados. Para que se acabe la criminalización de la migración. ¿Escuchará la administración de Biden/Harris?

[E]sta historia del “hombre malo” se ha utilizado como un arma durante décadas para castigar a comunidades  enteras de inmigrantes. Contrastando al “hombre malo”, entre comillas, con los “buenos” inmigrantes entre comillas, que trabajan extremadamente duro y que nunca transgreden ninguna regla, básicamente lo que están haciendo los politicos, es reducir las vidas de los inmigrantes a caricaturas que pueden ser explotadas y expulsadas del país. Guerrero, Democracy Now, 1/26/21

Gran parte de la responsabilidad por el enfoque peligroso de inmigrantes buenos y malos, se puede atribuir a la aplicación simultánea durante la administración Clinton de políticas que fueron “duras con el crimen” y “duras con la inmigración”, y que se dió a mediados de la década de 1990. Varias leyes de la era Clinton incrementaron drásticamente la población de inmigrantes vulnerables a la detención y deportación obligatorias, ver Loyd & Mountz, 2018, Capítulo 6. La (Ley de Reforma de la Inmigración Ilegal y Responsabilidad del Inmigrante) (IIRIRA). La ley de 1996 (IIRIRA) ayudó a cimentar la infraestructura legal para la maquinaria de deportación masiva que opera hoy: las deportaciones de inmigrantes aumentaron de 70.000 en 1996 a 400.000 en el primer mandato de Obama.

La imagen del “extranjero criminal”, contrastada con las imágenes del inmigrante legal, “bueno” y contribuyente— se popularizó en estos años. Para 2009, casi el 50% de los inmigrantes detenidos por ICE  fueron canalizados a través del “Programa de Extranjeros Criminales” (CAP)) una red nacional y semisecreta de fuerzas policiales federales, estatales y locales que es responsable de cientos de miles de deportaciones de inmigrantes. CAP opera en todas las prisiones federales y estatales, y en cientos de cárceles locales, donde los inmigrantes que han sido arrestados (incluidos los que aún no han sido condenados) están sujetos a procedimientos de deportación. Esta colusión entre las autoridades federales de inmigración y el sistema de justicia penal estadounidense históricamente anti-negro también afecta de manera desproporcionada a los inmigrantes negros, quienes son expulsados del pais ​​a tasas cinco veces superiores a la representación que tienen en la población estadounidense.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 [C]rueles políticas de aplicación de la ley de inmigración son un pilar del gobierno de los demócratas. La retórica de los inmigrantes “productivos” y “legales”, con la demonización simultánea de los inmigrantes “criminales” e “ilegales”, ha sido la piedra angular de la plataforma de inmigración del partido durante tres décadas. (Harsha Walia, The Intercept, 7/2/21)

A medida que la nueva administración demócrata toma las riendas del DHS y la política de inmigración, la breve historia que ofrecemos aquí se vuelve tremendamente relevante. Incluso con una suspensión limitada de 100 días anunciada por Biden y detenida en seco por un juez federal designado por Trump, y con los titulares recientes de que la administración de Biden está lista para ser ‘flexible’ con la prometida reforma de inmigración: ¿pueden hacerse realidad los sueños y las demandas de los activistas en materia de inmigración? ¿Se puede finalmente construir un “buen” sistema de inmigración, frente a una muy “mala” historia de gobierno tanto republicano como demócrata?

En solidaridad y con cuidado colectivo,

Red de Solidaridad con los Inmigrantes de Jackson Heights

Sígue a @JHSolidarity en Facebook y Twitter y comparte este boletin con amigos, familiares, vecinos, redes, y colegas para que ellos puedan subscribirse y recibir noticias de JHISN.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.