Boletin de JHISN 12/06/2021

Estimados amigos,

El martes 22 de junio, un porcentaje muy pequeño de votantes neoyorquinos registrados acudirá a las urnas para las primarias del Partido Demócrata que, en una ciudad como la nuestra, básicamente decidirán el resultado de las próximas elecciones municipales en noviembre. Alentamos a todos los que van a votar, que tengan en cuenta los problemas que enfrentan los inmigrantes cuando estén en la cabina de votación (¡o voto por correo!). La pandemia nos ha llevado a muchos a tener una nueva forma de intimidad con nuestras calles, nuestras tiendas, nuestros vecinos, nuestro parque, nuestros problemas locales y nuestras diferencias de clase, raza, estado de ciudadanía, vulnerabilidad a las enfermedades y acceso a la atención. Esperamos que esta nueva intimidad se transforme en un compromiso sostenido de participar en formas locales de autogobierno y de poder basado en la comunidad. 

Varios grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes que JHISN respeta profundamente, están enfocados en las próximas primarias. Make the Road New York es coautor de un informe, Dignity, Community, & Power, que presenta una visión del año electoral con los sueños y demandas colectivos de las comunidades inmigrantes; su respaldo a los candidatos se pueden encontrar aquí. Desis Rising Up and Moving (DRUM) ha ofrecido su respaldo específico a candidatos al Concejo Municipal que apoyan la política de participación de la clase trabajadora, centrada en los inmigrantes para lograr justicia económica, racial y de género. Igualmente, Adhikaar y los miembros de NYC Care Campaign organizaron un foro de candidatos en campaña al Concejo Municipal del Distrito 26. Y para ver lo que proponen los candidatos a la alcaldía de la ciudad de Nueva York sobre política de inmigración, y por que tienen que decir aún más en una ciudad de más de 3 millones de inmigrantes, consulte este artículo reciente

Mientras tanto, le ofrecemos aquí una actualización sobre lo que pasa con ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) varios años después de que decenas de miles de personas lanzaran el grito de ‘Abolish ICE!’ Aquí en Nueva York y también por allá más lejos.  

¿SE ABOLIÓ ICE? Aún no …

Arresto callejero – Historia 1738
Jackson Heights, NY 11372
17 de marzo del 2021

“Los agentes de ICE arrestaron a LN en la calle cerca de su casa en Jackson Heights alrededor de las 10 am mientras caminaba con su bolsa de ropa sucia hacia la lavandería. Los agentes de ICE dejaron la bolsa de ropa de LN en la calle mientras se alejaban con él “.  –  Mapa de redadas de ICEwatch / Proyecto de defensa de inmigrantes

Como la ‘Historia 1738’ deja conmovedoramente bien claro, ICE todavía está en las calles de Jackson Heights realizando arrestos que hacen desaparecer a inmigrantes de nuestro vecindario mientras continúan con su vida diaria. El invalorable mapa de redadas verificadas de ICE por ICEwatch, lanzado en julio de 2018, también muestra que los arrestos de ICE en el condado de Queens parecen estar disminuyendo desde su último pico más alto, que fue antes de las elecciones de noviembre de 2020. 

Seis meses después de una nueva administración federal, ¿qué está haciendo realmente ICE? ¿Cómo continúan resistiendo las personas el papel crucial de ICE en criminalizar la migración, en acosar y aterrorizar a las comunidades de inmigrantes en los EEUU?

A primera vista, algunas de las últimas cifras parecen prometedoras: los informes de arrestos por ICE han disminuido a nivel nacional. Los “arrestos interiores” de ICE (arrestos no realizados en la frontera) se han reducido a 2500 por mes, en comparación con un promedio de 6000 arrestos por mes durante los últimos meses del régimen de Trump, y comparado con el grotesco número de 10,000 por mes antes de la pandemia. En abril de 2021, ICE deportó a 2.962 inmigrantes, el más bajo número mensual registrado actualmente. 

Además, Biden ha ordenado una revisión completa de las prioridades de ICE (aún no publicadas). Las nuevas reglas provisionales prohíben a los agentes de ICE que arresten a cualquier persona que no sea una amenaza para la seguridad nacional, un delincuente peligroso o uno que recién ha cruzado la frontera, sin la autorización por escrito de los supervisores superiores de ICE. Y el nuevo director de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, finalmente ha puesto límites significativos a la capacidad de ICE para arrestar inmigrantes, en o en los alrededores de los juzgados, algo por lo que los activistas de inmigración han luchado durante años. 

Pero debajo de los números y los cambios temporales en las reglas hay una realidad más perturbadora. A medida que ICE disminuye los ‘arrestos interiores’, la Patrulla Fronteriza y de Aduanas (CBP) bajo la administración de Biden, continúa expulsando a los migrantes en la frontera sur en grandes cantidades, incluidos aquellos que legalmente buscan asilo o refugio. CBP está utilizando una regulación de salud pública de los CDC llamada Título 42 (activada en marzo de 2020 por el régimen de Trump), para ‘devolver’ más de 750,000 migrantes a México por representar una supuesta “amenaza para la salud pública”, sin que haya habido de por medio algún tipo de procedimiento legal. Aproximadamente 350.000 de esas expulsiones han ocurrido desde que Biden asumió el cargo, y en las que al menos fueron rechazadas 50.000 familias. Esto ha sido cuestionado por ACLU como ilegal y cuenta con la oposición incluso de científicos de salud pública, el Título 42 permanece vigente en la nueva administración de Biden, y es lo que realmente mantiene bajos los números de deportación de ICE y, de hecho, frena la migración a través de la frontera. 

Aún más inquietante, es el presupuesto propuesto de $ 7,9 mil millones para ICE en 2022, que es similar a los niveles de financiamiento durante el régimen de Trump, con aproximadamente el 50% dedicado a la detención y deportación de inmigrantes, esto también se refleja en las prioridades del año fiscal 2021. 

Felizmente, varias iniciativas legislativas a nivel estatal tienen como objetivo presionar a esta nueva administración que afirma apoyar a los inmigrantes y reinar en ICE, pero contradictoriamente lleva a cabo políticas y decisiones financieras semejantes a la malévola era antiinmigrante de Trump. Se han aprobado o introducido legislaciones en California, Illinois, Maryland, Nueva Jersey, Nuevo México, Washington y Virginia, que restringirían la colaboración del gobierno con los centros de detención de ICE y la financiación de infraestructura de los mismos. En Nueva Jersey, donde la mayoría de los inmigrantes detenidos de Nueva York están encarcelados, crece la presión política para poner fin a los programas de detención en las cárceles de los condados de Essex, Bergen y Hudson. Recientemente, el 8 de junio, catorce manifestantes en las afueras de la cárcel del condado de Bergen fueron arrestados mientras bloqueaban una camioneta de ICE que se creía transportaba inmigrantes al aeropuerto para su deportación. 

En Nueva York, recientemente se ha introducido la Ley de Dignidad, No Detención que exige al gobierno estatal y al gobierno local, que se retiren del negocio de la detención de inmigrantes poniendo fin a los contratos de ICE y negándose a celebrar nuevos contratos o ampliarlos. El proyecto de ley detendría el encarcelamiento de inmigrantes de Nueva York que enfrentan deportación, permitiéndoles permanecer unidos con sus familias y comunidades donde pueden luchar más efectivamente contra la deportación a través de vías legales. 

Una declaración de apoyo a La Ley de Dignidad, No Detención de NY ha sido firmada por  más de 75 organizaciones de activistas, que incluye grupos locales liderados por inmigrantes como Centro Corona, DRUM, The Street Vendors Project, NICE y Emerald Isle Immigration Center. “Una economía basada en el encarcelamiento de personas con fines de lucro es inmoral y debería ser ilegal”, dijo Tania Mattos, una activista local por los derechos de los inmigrantes, cofundadora de Queens Neighborhood United, “Esperamos hacer de Nueva York el próximo estado de la unión que … lucha para poner fin a nuestro costoso, inhumano e irresponsable sistema de detención “. 

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Consiga que su grupo de activistas se inscriba como una organización que apoya la Ley de Dignidad No Detención de Nueva York. 
  • Apoye la campaña de #FreeThemAll con el kit de herramientas de Detention Watch Network
  • Vote por los candidatos locales que luchan por la justicia para los inmigrantes. Vea el apoyo de DRUM Beats (una nueva organización hermana de DRUM), a los candidatos para el Concejo Municipal. Encuentre los respaldos de candidatos de Make the Road aquí.
  • Utilice ICEwatch para informar o realizar un seguimiento de las redadas de ICE.

En solidaridad y cuidado colectivo,

Jackson Heights Immigrant Solidarity Network (JHISN)

Siga a @JHSolidarity en Facebook y Twitter y comparta este boletín con amigos, familiares, vecinos, redes y colegas para que puedan suscribirse y recibir noticias de JHISN. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.