Boletin de JHISN 04/17/2022

Queridos amigos,

Nuestro boletín llega esta semana después de que hubo un terrible tiroteo en la mas grande comunidad de clase trabajadora asiática y latina de Sunset Park; una comunidad que creó un ICE Watch durante la administración Trump y se unió para apoyar a su población de adultos mayores durante la pandemia, cuando faltaban los recursos de la ciudad, y cuando el chivo expiatorio xenófobo sobre las causa del virus era muy grave. Esta fuerte comunidad luchó con éxito por los derechos de los inquilinos y recientemente se unificó para derrotar un plan liderado por las inmobiliarias que pretendian reemplazar y rezonificar la ribera del río de la clase trabajadora. Estamos seguros de que se recuperará una vez más. 

Escribimos también mientras una guerra feroz se libra en Ucrania. Nuestro primer artículo informa sobre la burocracia que enfrentan los refugiados de Ucrania si logran llegar a los EEUU y la diferencia que existe entre estos refugiados europeos y los otros. El boletín termina con una revisión animada de los muchos podcasts que pueden escuchar y que ampliarán su comprensión, su conciencia social y política sobre los problemas de inmigración. ¡Concluimos con una invitación para compartir con nosotros lo que está escuchando si nos hemos perdido uno de sus podcasts favoritos!

Puntos destacados del boletín:

  1. Migración ucraniana a los EEUU: lenta y tensa
  2. Gran cantidad de podcasts relacionados con inmigración

1. Refugiados, trámites burocráticos y raza

Cuando un gran número de refugiados comenzó a huir de la brutal invasión rusa en Ucrania (el total hasta el momento supera los 4,6 millones), la administración de Biden prometió que hasta 100,000 recibirían refugio en Estados Unidos. Muchos refugiados ucranianos eventualmente llegarán a Nueva York, que tiene la mayor concentración de estadounidenses de origen ucraniano en el país. Pero el proceso de permitirles entrar a los EEUU apenas ha comenzado. Las decisiones claves sobre el estatus de los inmigrantes ucranianos siguen sin resolverse, mientras la administración sopesa factores prácticos y políticos. El estancamiento actual ilustra la naturaleza complicada, burocrática y politizada de la ley de inmigración de los EEUU, incluso en el caso de los refugiados, que son recibidos oficialmente por el presidente. 

El gobierno de Biden otorgó rápidamente el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los ucranianos que ya se encuentran dentro de los EEUU, lo que los protege de ser deportados durante al menos 18 meses. Pero esto no ayuda a los ucranianos que aún no han sido admitidos. Además, la mayoría de los ucranianos no son legalmente elegibles para el asilo ordinario: un requisito para pedir asilo es el temor a la persecución por parte del propio gobierno.

Las dos vías principales que los ucranianos probablemente usarán para ingresar a los EEUU son las visas de visitante y el parole humanitario o “libertad condicional humanitaria”. Ninguno de los dos tipos de entrada da acceso a la residencia de larga duración, ni a las prestaciones sociales. Una visa de visitante normalmente se usa para turismo, o negocios por hasta seis meses. Podría ser una opción viable para algunos refugiados, según las circunstancias familiares específicas y la discreción de los oficiales de inmigración, pero muchas familias ucranianas ya han sido rechazadas para obtener visas.

Se supone que la libertad condicional humanitaria está disponible por “razones humanitarias urgentes”. Sin embargo, “no es tan fácil calificar”, según un artículo reciente en Forbes. “El éxito a menudo depende de los lazos familiares con ciudadanos estadounidenses preparados para apoyar a los inmigrantes a su llegada u otros patrocinadores que cuentan con medios financieros.

Hasta ahora, ha habido una mínima instrucción del gobierno federal para guiar a la burocracia de inmigración o a las autoridades locales. El procesamiento de solicitudes ha sido terriblemente lento. Es mucho lo que está en juego: los inmigrantes ucranianos cuyas solicitudes de visa son rechazadas o que no son aprobadas para la libertad condicional humanitaria podrían enfrentar la deportación o la detención. 

En las últimas semanas, miles de ucranianos han tratado de obtener un acceso más rápido a la libertad condicional humanitaria volando a México, que no requiere visa, y luego viajando a la frontera estadounidense en Tijuana. Esto ha llevado a un goteo constante de admisiones, facilitado en gran medida por grupos cívicos y eclesiásticos que brindan apoyo material, y facilitan el trato tanto con los funcionarios mexicanos como con la Patrulla Fronteriza. Pero el viaje desde Ucrania es arduo, el procesamiento es lento y el éxito no está garantizado.

Las circunstancias de los inmigrantes ucranianos que se reúnen en la frontera sur son inquietantes en varios aspectos. Están acampando en el mismo complejo deportivo que antes ocupaba una caravana de migrantes centroamericanos, que fueron rechazados a la fuerza por la Patrulla Fronteriza. Nos solidarizamos con cualquiera que huya de un conflicto violento. Pero mientras los ucranianos están ganando lentamente la admisión en los EEUU, los refugiados negros y de color, de conflictos violentos en África, Haití, América Latina y otros lugares, están siendo excluidos en la frontera después de haber hecho sus propios y arduos viajes. Actualmente se les niega la entrada en gran parte mediante el uso del “Título 42”, un pretexto falso de control de salud pública por el Covid, transferido de la administración Trump, y fuertemente protestado por activistas de derechos humanos. 

Sin embargo, a los ucranianos se les otorgó inmediatamente una exención del Título 42. Como dice el defensor legal Blaine Bookey : “La decisión del presidente Biden de dar la bienvenida a los refugiados ucranianos que buscan seguridad en los Estados Unidos es lo correcto. [Pero] no hay forma de ver lo que está sucediendo en la frontera sur que no sea a través de un enfoque racial”.

El Título 42 eventualmente se levantará para todos. Biden planea revocarlo en mayo, a pesar de los intentos de republicanos y algunos demócratas de mantenerlo indefinidamente. Si eso sucede, los ucranianos en México pueden encontrar que su proceso de admisión se ralentizara drásticamente, ya que los inmigrantes de otras nacionalidades finalmente pueden presentar sus propias solicitudes de refugio. 

2. Un podcast para cada oyente

El podcasting parece una forma perfecta para que los activistas de base creen conciencia sobre la inmigración. Como plataforma abierta y distribuida, permite que las historias y la información se difundan ampliamente sin necesidad de los recursos de una estación de radio. Los grupos de activistas locales sobre los que JHISN informa regularmente aún no han establecido sus propios programas. En cambio, ellos aparecen como invitados en los episodios de podcasts creados por otros grupos o programas de radio, lo que permite llegar a una base de oyentes relevante y ya existente en lugar de crear uno nuevo.

  • Damayan apareció en This Filipino Life para llamar la atención sobre la trata de personas.
  • DRUM se unió al Comité Contra la Violencia Anti-Asiática en Let’s Be Real después de su exitosa campaña contra el traslado de la sede de Amazon a Nueva York.
  • En Out of the Margins, Make The Road NY habló sobre los 35,000 niños que inmigran a los Estados Unidos cada año como menores no acompañados.
  • Brian Lehrer, en WNYC, tuvo una conversación con CHHAYA CDC que reveló cómo las  compañías inversionistas en lugar de las familias, compraban casas pequeñas. 

Algunas personas y organizaciones han creado podcasts dedicados específicamente a temas de inmigración. Hendel Leiva, con sede en Long Island, comenzó a entrevistar a activistas inmigrantes en 2015. Le dio a cada persona la oportunidad de contar su historia personal, y hablar sobre su activismo en Immigration Mic. Después de 5 años y poco más de 100 episodios, su serie llegó a su fin, pero el beneficio de los medios de podcast es que el archivo permanece. Los archivos también son excelentes para escucharlos repetidas veces: 

  • Immigration Nation examina los conceptos erróneos sobre los inmigrantes, y les cuenta a los oyentes sobre la realidad de la política de inmigración en los Estados Unidos, en solo 20 episodios.
  • Indefensible es un podcast rápido de 5 episodios del Immigrant Defense Project sobre personas que se resistieron a la deportación. 
  • Memories of Migration fue la primera serie creada por Queens Memory Podcast y compartió diez historias orales de inmigrantes que se encuentran en los archivos de la Biblioteca Pública de Queens.
  • Personas reales. Vidas Reales. Mujeres inmigrantes de Nueva York 2020/2021” es una colección de 12 episodios de historias de trabajadoras de primera línea, periodistas, amas de casa, artistas y empresarias producidas por New Women New Yorkers.

Ali Noorani presentador del podcast de más larga duración, Only In America; creó más de 200 episodios de entrevistas en todo Estados Unidos que cubren situaciones políticas, sociales y geopolíticas relacionadas con la inmigración. Aunque el podcast de Noorani terminó recientemente cuando renunció a su cargo en el Foro Nacional de Inmigración, hay varias otras organizaciones y grupos de expertos en la capital que se enfocan en temas de inmigración:

Luego están los podcasts de narración de historias que promueven la inclusión o promueven la empatía simplemente compartiendo las historias de los seres humanos. The Immigrant Story invita a los inmigrantes a compartir sus experiencias, mientras que The Immigrant Experience in America, Why America? y The Immigrant Voice han seleccionado, organizado y presentado un grupo de historias sobre personas que eligieron venir a este país. Néstor Gómez es un narrador prolífico, originario de Guatemala y que ahora vive en Chicago, quien creó 16 Historias de inmigración, la mitad de las cuales presentan inmigrantes de la ciudad de Nueva York. Radio Cachimbona agrega narraciones desde Arizona sobre la resistencia de los migrantes en las zonas fronterizas. Immigrantly es producido en su totalidad por mujeres y comenzó como un podcast llamado The Alien Chronicles. Su objetivo es “deconstruir las narrativas estereotipadas de los inmigrantes, sus hijos de segunda generación, personas de color, y agentes de cambio con conversaciones interculturales y matizadas”. Adoptando un enfoque narrativo ligeramente diferente, Cómo ser estadounidense producido por el Museo Tenement de Nueva York, cuenta la historia de la inmigración estadounidense, y revela el papel clave que han desempeñado las mujeres.

The New School, aquí en la ciudad de Nueva York, ha contribuido con dos podcasts a la discusión sobre inmigración. Ahora en su cuarta temporada, Tempest Tossed se enfoca en temas de refugiados y asilo, y comparte entrevistas con expertos en políticas de inmigración, periodistas, artistas y migrantes. Presentado por Alex Aleinikoff, quien se desempeñó como Alto Comisionado Adjunto de las Naciones Unidas para los Refugiados, el podcast también presentó a Catalina Cruz, la primera DREAMER de la Asamblea del Estado de Nueva York. El segundo podcast, Pies en 2 mundos (FI2W), examina cuestiones políticas relacionadas con la inmigración, pero también ha encontrado un enfoque único del tema, al centrarse en el papel importante que desempeña la comida en la historia de los inmigrantes. FI2W se unió el año pasado al Institute for Nonprofit News, y tiene también una revista y crea piezas para la radio pública. 

Los abogados de inmigración también son bastante prolíficos en la creación de podcasts. El Redirect Podcast es una inmersión semanal en el mundo de la ley de inmigración, los refugiados, el muro de la frontera, la retórica y la política, y el impacto humano por las restricciones de inmigración. The Immigration Nerds analiza el impacto social de la ley de inmigración, mezclando historia social y política con debates sobre raza, identidad, nacionalismo, guerra y política de refugiados. El Podcast Revisión de Inmigración sale todos los lunes para explicar las opiniones de la Corte Suprema, la Junta de Apelaciones de Inmigración y las Cortes de Apelaciones del Circuito de EEUU. 

Si bien es posible que los grupos de activistas aún no aprovechan el formato de podcast como una herramienta, ciertamente hay una gran cantidad y variedad de podcasts relacionados con la inmigración que están disponibles para que todos los escuchemos en nuestro viaje diario, durante un paseo por la 34 Avenida, o después de la cena. Si hay un podcast favorito relacionado con la inmigración que está escuchando y que no hemos cubierto en el boletín de hoy, háganoslo saber en info@jhimmigrantsolidarity.org.

En solidaridad y con cuidado colectivo,

Jackson Heights Immigrant Solidarity Network (JHISN)

Siga a @JHSolidarity en Facebook y Twitter y comparta este boletín con amigos, familiares, vecinos, redes y colegas para que puedan suscribirse y recibir noticias de JHISN. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.